jueves, 4 de abril de 2013

PROBLEMAS DE CONDUCTA

PROBLEMAS DE CONDUCTA
¿A qué llamamos problema de conducta? problema de conducta es cualquier comportamiento que desde nuestro punto de vista personal salga de lo esperado o de lo aceptable como “buena conducta” o “conducta deseable”.
clasificación de los problemas de conducta
Según el Manual Estadístico de Trastornos Psicológicos en la Infancia (DSM-IV), los podemos clasificar en:
EXCESOS CONDUCTUALES:
Hiperactividad/hiperquinesia
Conducta disruptiva
Negativismo desafiante
Conducta violenta
DÉFICIT  CONDUCTUALES
Introversión
Aislamiento
 Depresión
  1. La Hiperactividad / hiperquinesia
Es un exceso de movimiento, generalmente ocasionado por las inadecuadas pautas de crianza, la falta de límites y los modelos adultos permisivos que no han desarrollado la socialización primaria y los hábitos básicos de vida social o grupal en el niño.
2. CONDUCTA DISRUPTIVA
Es un exceso de actividad, “ a veces sí, a veces no” pero ya intencionado, sin llegar a ser agresivo ni hostil; es el típico alumno que constantemente trata de llamar la atención, busca la reprimenda o el reclamo para hacerse notar o afirmarse como parte de un grupo.
Alumno que le pica las costillas a otro, que pasa por el pasillo y da un manotazo al que está sentado, patea la mochila cuando pasa junto a ella y luego dice “perdón no fue mi intención”; es el chico que ocasiona las típicas quejas y reclamos en el aula.
La conducta disruptiva crece y genera respuestas hostiles de los demás, que muy posiblemente terminarán en verdaderas interacciones de golpes.


3. EL NEGATIVISMO DESAFIANTE
Como lo indican los vocablos negativismo y desafiante, se llega a un punto en que el alumno reta a la autoridad, se niega a seguir indicaciones y rechaza los intentos del docente por imponer reglas y disciplina.
Lo anterior ocasiona que la tolerancia y la paciencia del maestro/a se agoten y la situación se vuelva inmanejable.
El negativismo desafiante tiene relación con conductas impositivas y controladoras del adulto, quien al darse cuenta de que el problema se ha agudizado y que el alumno lo reta y no le obedece, se engancha en una interesante “lucha de poderes”, de la que seguramente saldrá vencido.    
4. LA CONDUCTA VIOLENTA
Nivel donde el alumno agrede, los otros le responden, las quejas aumentan y la paciencia del docente se debilita. No se logran mejorías a pesar de los intentos  de hablar con los padres, mandarlos a terapia, exigirles la imposición de reglas y obediencia o ejercer poder sobre el alumno, de haber intervenido en un nivel anterior seguramente esto no sería tan difícil.
¿Cómo sobrevivir a la Hiperactividad?
Sienta al alumno cerca de ti, no como castigo, busca contacto visual, enfatiza las instrucciones con tu lenguaje corporal.
Respeta su ritmo de aprendizaje, un mayor margen de tolerancia y flexibilidad en la exigencia (no todo a la vez).             
Reduce los distractores en el aula, frisos, decorados, murales etc.                           
Permite que no permanezca sentado o quieto toda la jornada, asígnale funciones en el aula que le den margen de movimiento en el aula.                         
Cuando este muy inquieto, dale 1 min. de tiempo fuera, pídele de manera entusiasta (no como castigo) que corra a dar un recado o que pida un material en la dirección.
¿Cómo sobrevivir a la Conducta disruptiva?
 Establece reglas en el aula, eso da estructura al ambiente y beneficia al alumno que no la tiene en casa                    
No te enganches en el “tú me haces yo te hago”, eso es ponerse a nivel del alumno y no tienes edad ya para ello; además va en detrimento de tu figura de autoridad.              
No caigas en los juegos de poder, eso solamente indica que para ti es una necesidad refrendar tu poderío, tu autoridad y el control, si a cada momento necesitas ejercerlo cuestiónate por qué? Está claro que tú eres el adulto, el modelo, el maduro y seguro de sí, no te coloques en tela de juicio en cada imposición.             
El alumno no tiene los mismos medios de expresión que tú, su conducta indeseable es la vía para pedir ayuda, ayuda real, ya que seguramente algo en su vida es inestable, negativo o caótico, averigua, investiga y actúa de manera congruente. Aprende a leer entre líneas los mensajes que te da la “mala conducta”          
 Se congruente, alinea y aterriza tu pensar, tu decir y tu actuar eso se llama consistencia es lo mejor que puedes ofrecerle a tus alumnos, y es el mejor piso para que el alumno con conducta inadecuada se tranquilice, además de la colaboración del grupo.       
NUNCA, tomes como personal las conductas, indeseables y hasta desquiciantes del niño, si lo haces, te enganchas y si te enganchas, perdiste el juego. Recuerda, son mensajes de auxilio del menor.  
Cuando sientas que te reta, no es un reto a tu persona es un reto a tu figura docente, un de verdad me quieres?, de verdad eres bueno ¿ de verdad eres mi maestro?, de verdad sabes de alumnos? , pues entonces a-yu-da-me, edúcame, enséñame a vivir y a participar por el bien común, ésa si es parte de tu función.
Ignora la conducta indeseable mientras no dañe a terceros, refuerza y premia los pequeños intentos de hacer las cosas bien. Sin temor a que “se te suba a la cabeza”,              
No caigas en los errores de  El Complot, la aniquilación pasiva,  ni en la violencia que genera más violencia.           
¿Cómo sobrevivir al NEGATIVISMO DESAFIANTE?
Siéntalo cerca de ti, no como castigo, sino como una deferencia o detalle a su persona.  
No tomes muy a pecho su oposicionismo ni sus “desafíos” recuerda que es una persona mucho menor que tu.               
No lo expongas, ni expongas al grupo, haz adecuaciones a tu plan de trabajo a fin de evitar las actividades largas y tediosas, pueden acabar mal si el niño no se socializa adecuadamente.                           
Promueve la empatía, a pesar de su “mala conducta” algo bueno debe tener, fomenta en el grupo que lo incluyan, que jueguen con el, indicando que cuando empiece a dar patadas, se quiten y se hagan a un lado los demás, pero si se porta “bien” entonces que juegue.
Socializa el problema y busca la comprensión, aceptación y flexibilidad en los padres, recuerda que ellos son los que a veces boicotean tus intentos por integrar a este pequeño al grupo.      
Evita la etiquetación y el estigma, es un derecho del niño que se salvaguarde su reputación y su buena imagen, no temas a luchar por este derecho.
Recuerda que los principios, leyes y normatividad nacional e internacional protegen por sobre todas las cosas el derecho del niño a permanecer, pertenecer y apegarse a su escuela.              
¿Cómo sobrevivir a la CONDUCTA VIOLENTA?
Intervenir de inmediato, alejar objetos con los que pueda dañar o dañarse él mismo, evitar confrontación, exabruptos, gritos o agresión física al menor en el momento de la conducta.                        
Si la conducta es de auto-agresión, trate de abrazar al niño y tranquilizarlo, si su fuerza es mayor alejarse y evitar comentarios o exclamaciones de burla o ridiculización, piensa ¿de qué tamaño serán sus problemas para que se manifieste de esta manera?.  
Enfatice que la conducta del niño no es intencionada, ni personal contra algunos compañeros del grupo, simplemente algo le está sucediendo , tal vez nos quiere decir que está desesperado pero solo sabe esa manera para expresarlo.
Abórdalo posteriormente pero con respeto y tranquilidad, cuando te dirijas a un niño con problemas de conducta violenta, es necesario hablarle con respeto, respeto por su condición de persona y su dignidad humana, y solidaridad por su carencia de control, por sus conflictos internos, familiares o del tipo que fueran ¿Cómo se le puede exigir respeto a quien no se le está tratando con respeto?                      
Señala la falta cometida, pero sin ofenderlo o humillarlo. Hablarle de esta forma no sólo allana el camino para que tome conciencia de la falta que ha cometido, sino que le provee de un modelo de conducta aceptable, ese modelo eres tú.             
Ayuda al niño a hacer una auto-evaluación sin humillarlo ni hacerlo sentir culpable.                          
Evita evaluar negativamente al niño, mejor, enséñale a tener altas expectativas de si mismo, enséñale a tomar retos, pequeños al principio, que el se crea realmente capaz.      
Dale oportunidad de lucirse, asígnale funciones importantes, realiza la actividad de “El protagonista de la semana” o “mi segundo de abordo” “ o “mi brazo derecho” es capaz de cumplir responsabilidades dentro del grupo, merece una oportunidad.         
Nunca permitas que un adulto (tu, otro profesor, una madre de familia, el director, un hermano mayor), lo agreda verbal o físicamente, además de ser delito, es un franco abuso, jalonearlo o reprenderlo con gritos o insultos por otro adulto es un golpe a su ya deteriorada autoestima, y esas cicatrices nunca se borran.

SI DESPUES DE TODO ESTO NO HAY BUENOS RESULTADOS, APLICA LA TECNICA DEL CIRCULO MAGICO
¿Por qué se propone el círculo mágico como estrategia de intervención en un marco de inclusión?
1.- Porque cumple con lo estipulado en la normatividad internacional sobre derechos de la niñez.
2. Atiende también a lo establecido en la legislación mexicana en materia de integración educativa, escuelas incluyentes y aceptación de la diversidad.
3. Atiende y promueve los principios educativos como la permanencia, la pertenencia, el apego escolar y la corresponsabilidad.
4. Se apoya en la Ley Nacional para la protección de los derechos de los niños, las niñas y los adolescentes (2004).
5. Por que es una estrategia para “socializar” el problema entre los miembros del grupo y los hace co-responsables de las actitudes grupales que generalmente exacerban las conductas hostiles y la agresividad de aquéllos señalados.
5. Es una herramienta para controlar el problema conductual desde sus predisponentes y sus reforzadores en el grupo, fomenta la comunicación, la expresión de sentimientos y emociones.
6. Propicia reflexión, razonamiento y alternativas en lluvia de ideas para no solamente culpar al niño con conductas problema sino asumir un papel activo en la solución y en las actitudes de conciliación, empatía tolerancia y aceptación de las diferencias individuales.

PROXIMAMENTE SE PUBLICARÁ ÉSTA TÉCNICA

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada